Constancia y paciencia: dos ingredientes insustituibles

¿Tienes un sueño, un proyecto por cumplir, una meta? No te rindas. Yo se que a veces el camino para llegar a nuestro objetivo se vuelve complicado y todo parece estar en nuestra contra. Hay momentos en nuestra vida en donde lo único que parece tener lógica es dejar las cosas por la paz y buscar “otra cosa que hacer”. Sin embargo, en momentos como esos es donde debemos recordar, más que nunca, la importancia de la paciencia y la constancia.

Paciencia

La paciencia no es solo “esperar” a que las cosas sucedan, paciencia implica adoptar una actitud positiva mientras los resultados llegan. La paciencia nos otorga también virtudes como la calma y armonía, las cuales nos ayudan a poder continuar haciendo el trabajo necesario que nos llevará a la meta.

Muchas personas abandonan el camino a su sueño por que se encuentran con obstáculos, o bien, por que a pesar de toda la energía y trabajo que invierten en un proyecto los resultados no llegan tan rápido como esperaban. Es ahí donde entra la importancia de la paciencia. Si quieres llegar a tu meta tienes que estar consiente de que habrá días buenos y malos, también tienes que saber que para sobrepasar esos obstáculos es necesario salir de tu zona de confort y esforzarte para solucionar cualquier problema que se presente. Tu eres mas grande que cualquier obstáculo, no lo olvides. Pero tampoco olvides que nada que valga la pena llegará fácilmente. Normalmente uno tiene que trabajar duro para tener algo bueno y duradero. Con paciencia los resultados se manifestarán, el tiempo pasará y los problemas se solucionarán, pero ojo: nuevos problemas, nuevas adversidades y nuevos obstáculos llegarán por que así es el juego de la vida.

“El hombre corriente, cuando emprende una cosa, la echa a perder por tener prisa en terminarla.”
Lao Tzu

Constancia

La mayoría de las personas empiezan sus proyectos llenos de ánimo, con una excelente actitud y energía. Sin embargo, pocos son los que con el paso del tiempo continúan con ésta actitud. Normalmente la gente pierde poco a poco esas ganas y energía positiva, ocasionando así que la calidad del trabajo invertido en un sueño o proyecto disminuya también.
Para que un proyecto tenga éxito es necesario continuar con ese nivel de pasión y energía que teníamos en el principio. Como leí en algún lugar hace tiempo “nada sustituye a la constancia”. Ni el talento, ni la educación pueden sustituirla. Tristemente hay muchos inteligentes frustrados y mucha gente preparada o educada con frustración también. He ahí la prueba más clara de que la constancia deberá estar presente si queremos alcanzar el éxito.

“El talento es algo bastante corriente. No escasea la inteligencia, sino la constancia.”
Doris Lessing

 

Autora: Adriana Puente

Conóceme un poco más
Servicios

Ver servicios

Dejar un comentario