Hablemos del jarabe de maíz de alta fructosa

Por Dra. Alejandra Martín López.

Médico especialista en Nutrición Clínica.

Uno de los ingredientes más peligrosos para nuestra salud, un ingrediente que se encuentra en casi todos los alimentos ultra procesados y que poco a poco nos está debilitando sin darnos cuenta, le llamaría el asesino silencioso.

¿Qué es?

Es una sustancia que endulza los alimentos sustituyendo el azúcar de caña, es utilizado en la industria alimenticia por el bajo costo de este, se necesita una menor cantidad para fabricarlo y se ha usado desde los años 70s, es también conocido como HFCS por sus siglas en inglés (High Fructose Corn Syrup), sirope de glucosa o fructosa o JMAF.

¿De dónde proviene o como se fabrica?

Se obtiene de la descomposición enzimática del almidón de maíz para producir glucosa, es hervido para producir el jarabe.

¿Qué ocasiona en el cuerpo?

El JMAF tiene un alto índice glucémico por lo cual se elevaran los niveles de glucosa en sangre, ocasionando Diabetes y posterior daño renal.

La evidencia científica ha demostrado que JMAF se va depositando en las arterias y venas, creando una placa alrededor de ellas, impidiendo que circule la sangre de manera normal, dándonos alteraciones y riesgos de enfermedades como Hipertensión Arterial, Obesidad, enfermedades del corazón, entre otras.

Así como también esta sustancia juega un papel muy importante en el hígado, el cual lo va haciendo graso por el acúmulo de triglicéridos en sangre, al tal grado de llegar a presentar una enfermedad llamada Esteatosis hepática no alcohólica, se caracteriza por inflamación del hígado, cicatrizándolo y con daño irreversible, puede avanzar en cirrosis e insuficiencia hepática de no realizar cambios en el estilo de vida.

Todas estas enfermedades se vuelven un círculo vicioso al presentar una dieta con productos ultra procesados.

¿Solución?

No fiarse de la portada del producto, dale la vuelta, revisa los ingredientes de cada producto, los tres primeros ingredientes es lo que más contiene el producto y la mayoría de estos tienen como primer ingrediente el JMAF, como refrescos, dulces, frituras, etc.

La decisión de estar mejor está en tus manos, revisa tu alacena, ve al supermercado con una lista de lo que de verdad necesitas y no caigas en la mercadotecnia.

 

Dornas, W. C., de Lima, W. G., Pedrosa, M. L., & Silva, M. E. Advances in Nutrition, 6(6), 729–737. Health Implications of High-Fructose Intake and Current Research, 2015.

Meyers AM, Mourra D, Beeler JA. High fructose corn Syrup induces metabolic dysregulation and altered dopamine signaling in the absence of obesity, 2017.

Mock K, Lateef S, Benedito VA, Tou JC. High-fructose corn syrup-55 consumption alters hepatic lipid metabolism and promotes triglyceride accumulation. J Nutr Biochem. 2016; 39:32-39.

Stanhope KL, Medici V, Bremer AA, et al. A dose-response study of consuming high-fructose corn syrup-sweetened beverages on lipid/lipoprotein risk factors for cardiovascular disease in young adults. Am J Clin Nutr. 2015; 101(6):1144-54.

 

Si quieres contactar a la Dra. Alejandra Martín López escríbele a 

alejandra.martin@me.com

Consultorio privado en Guadalajara, Jal y consulta en línea.

Instagram 

 

Autora: Adriana Puente

Conóceme un poco más
Servicios

Ver servicios

Dejar un comentario