Un rápido vistazo al daño metabólico

El metabolismo es el conjunto de reacciones químicas que suceden en nuestro cuerpo para que éste pueda obtener energía de los alimentos y así realizar diferentes funciones (moverse, crecer, reproducirse, respirar, etc.). Dicho de otra manera, el metabolismo es la manera en que nuestro organismo administra, trasforma y guarda la energía consumida.

Para que nuestro cuerpo funcione correctamente es necesario contar con una función metabólica normal. Hablamos de un metabolismo dañado cuando nuestro cuerpo pierde la capacidad para utilizar los hidratos de carbono y grasas para obtener energía, o en otras palabras, cuando nuestro cuerpo no reacciona de manera normal ante el intento de ganar peso, o más comúnmente, de perder peso.

El cuerpo humano es muy inteligente, y como uno de sus principales instintos es la supervivencia, al tener una amenaza (como falta de alimento) éste entra en estado de emergencia y trata de salvar la mayor energía posible no quemando más de la energía mínima que necesita para sobrevivir. Es decir, el cuerpo comienza a trabajar en reserva y todo se “alenta”, pues trata de ahorrar la mayor energía posible. Es en ése momento que el cuerpo se vuelve ahorrador de energía, lo cual es perjudicial para nosotros, pues nos sentimos cansados y solemos ganar peso.

Los factores que dañan el metabolismo son muchos. Entre los más comunes tenemos los siguientes:

• Dietas muy restrictivas (en especial si la persona realiza además ejercicio)
• Edad
• El uso de ciertos medicamentos
• Enfermedades endocrinas como el hipotiroidismo
• Estrés
• Falta de ejercicio

Entre los síntomas más comunes cuando hablamos de un metabolismo dañado tenemos la falta de energía, sueño y cansancio extremo.
Hay otros parámetros que debemos considerar para diagnosticar problemas en el metabolismo:

• Alteraciones en el apetito: falta de apetito, exceso de apetito, antojos (en especial por hidratos de carbono)
• Alteraciones en el peso: incapacidad del cuerpo para perder peso, por mas que tratamos de bajar de peso no se logra
• Función intestinal inadecuada, como por ejemplo, estreñimiento crónico
• Grasa corporal elevada. Los valores normales de grasa corporal en las mujeres son 22% o menos, y en los hombres 15% o menos. Estos valores se pueden calcular con la ayuda de una Tanita o a través de la plicometría.
• Cabello reseco, caída del cabello, cabello opaco
• Retención de líquidos
• Función endocrina alterada, por ejemplo, problemas con la tiroides

Si presentamos estos síntomas (no necesariamente tienen que ser todos) quizá sea buena idea ir con un especialista para podamos saber si se trata de una alteración en el metabolismo o no. Una de las maneras que pueden ayudarnos a saber si nuestro metabolismo no se encuentra funcionando adecuadamente es a través de un perfil, para lo cual es necesario sacar una muestra sanguínea. Un endocrinólogo es el medico especialista que puede orientarnos más al respecto.

Autora: Adriana Puente

Conóceme un poco más
Servicios

Ver servicios

Dejar un comentario