¿Cómo lidiar con los antojos?

Uno de los temas que más me han pedido que escriba es el control de los antojos. Todas las personas tenemos antojos en algún momento de nuestra vida, digamos que es normal, especialmente cuando se está en un régimen para bajar de peso o cuando se está buscando un cambio de hábitos y estilo de vida mas saludable.

Antes de iniciar el tema quiero aclarar una cosa: estoy en contra de la supresión total de los antojos pero también estoy en contra de ceder a ellos al 100%. Abordar el tema de los antojos cayendo en los extremos es poco saludable. Lo que debemos hacer es encontrar el balance adecuado (lo cual muchas veces es muy difícil). Lo ideal sería ceder a los antojos un 10-20% y el resto del tiempo no ceder a ellos, o simplemente, hacer que éstos se reduzcan considerablemente.
Para que nuestros antojos se reduzcan es necesario tener una alimentación adecuada y estar bien nutridos, sin embargo en esta ocasión no hablaré de cómo reducir los antojos ni tampoco hablaré de cómo SUPRIMIRLOS, sino que hablaré de cómo lidiar con ellos uno vez que aparecen.

Para poder lidiar con los antojos es necesario contar con un plan y herramientas, pues si nos confiamos 100% a nuestra fuerza de voluntad es muy posible que cedamos a ellos la mayor parte del tiempo.

 

¿Qué herramientas existen para lidiar con los antojos?

 

1. Contar con alimentos alternativos

manzana con crema de cacahuate

Una de las soluciones que a mi me han funcionado para lidiar con mis antojos y no ceder ante ellos es contar con una lista de alimentos con los cuales pueda saciar mi antojo. Estos alimentos no necesariamente tienen que ser 100% saludables, NO tienen que ser SÓLO frutas y/o verduras.
Recordemos que no hay alimentos buenos o malos, lo único que existe son excesos o carencias que nos llevan a un desbalance.

Algunos de los alimentos que uso cuando tengo antojos son por ejemplo:
• una barra de proteína
• una manzana con crema de cacahuate
• un té con leche
• una barra de granola
• un puñado de nueces, pistaches, almendras, etc.

Dependiendo del antojo que tenga será el alimento que elija. Por ejemplo, si tengo antojo de galletas puedo comer una barra de granola o si tengo antojo de pizza puedo mejor comer nueces. Quizá si me como una barra de granola no se me quitará el antojo de galletas al 100% pero lo que si sucederá es que mi antojo reducirá su intensidad y por lo tanto, podré controlarlo y manejarlo mejor.

Vale la pena aclarar una cosa: lo que sirve para mi no necesariamente tiene que servir para ti. Es por eso que es necesario conocernos y saber cuales comidas funcionan para nosotros y cuales no.
El poder manejar nuestros antojos de manera sana es un proceso que toma tiempo. Nada que vale la pena sucede de la noche a la mañana. Recuerden que lo que yo promuevo es un cambio de hábitos y estilo de vida, no una dieta que los baje de peso y que a los 3 meses los vuelva a tener con sobrepeso, ESO NO SIRVE.

 

2. Observar como reaccionas después de comer ciertos alimentos

Otra de las soluciones que me ha funcionado de manera asombrosa es observar en términos de hambre, energía, antojos y ansiedad como me funcionan los alimentos ¿Qué quiero decir con esto?

Por ejemplo: si me tomo un café con leche o si como un pan con mermelada debo preguntarme ¿cómo me siento después de haberlo comido? ¿se me quita el hambre y al poco tiempo me vuelve a dar? ¿me siento ansiosa al poco tiempo de haber comido eso? ¿me siento con o sin energía? ¿me dan más o menos antojos?
Es aquí donde entra la parte más difícil: CONOCE QUE ALIMENTOS FUNCIONAN PARA TI y que alimentos incrementan tus antojos.
A mi normalmente los alimentos muy dulces, lejos de quitarme los antojos, me los incrementan. Puede ser que sea por que el azúcar produce adicción como ya se ha dicho muchas veces, puede ser que sea por que soy muy golosa o puede ser por que EN MI producen ESE efecto. Eso algo que nos toca descubrir a nosotros mismos pues cada persona es diferente y sería un grave error generalizar.

 

3. Estar consiente de tu cuerpo a todo momento

Con estar consiente de tu cuerpo me refiero a saber diferenciar nuestra hambre física, hambre emocional(aquí puedes leer al respecto), antojos, estados de animo, sensaciones en nuestro cuerpo, etc. Con estar consciente me refiero también a conocer a nuestro cuerpo y hacer estrategias saludables para lograr nuestros objetivos.

Por ejemplo: si quiero un postre o algo dulce pero en el restaurante en el que estoy venden solo pasteles enormes que sé que me terminarán haciendo más mal que bien. Tengo entonces 3 alternativas:

1. No ceder al antojo, lo cual está bien pero si soy demasiado estricta conmigo misma pude ser contraproducente , pues tarde o temprano cederé al antojo y la restricción puede llevarme a inflexibilidad y desordenes alimenticios.
2. Ceder a mi antojo al 100% y pedir un pastel, sabiendo de antemano que no me hará ningún bien.
3. Pensar, hacer un plan rápido y decidir. Puedo decir: “ok, no pediré nada aquí y mejor saliendo del restaurante paso por un helado de yogurt o llegando a mi casa me como una barra de granola”→ Esa es la elección mas inteligente y sana. Estoy siendo consiente de mi cuerpo y mis necesidades. Estoy reconociendo que tengo un antojo y no lo estoy suprimiendo (lo cual está bien). Estoy siendo flexible conmigo misma Implica trabajar con mi paciencia pero también implica encontrar una estrategia (esperar llegar a casa) ante lo que se me presenta (querer un postre)

 

Para finalizar también les voy a dejar algunos consejos para prevenir que los antojos se presenten con más frecuencia de lo normal. Tomen nota:

• Beber agua a lo largo de todo el día
• Hacer ejercicio regularmente
• Mantener nuestra mente ocupada (para que no lleguen antojos por aburrimiento)
• Comer varias veces al día para así no dejar llegar el hambre incontrolable y que los niveles de hambre caigan demasiado
• Meditar y realizar otras actividades que nos relajen
• Desayunar todos los días

Autora: Adriana Puente

Conóceme un poco más
Servicios

Ver servicios

Dejar un comentario