Mascarilla para calmar, hidratar y nutrir la piel

Mascarilla de yogurt con miel

Una de mis mascarillas favoritas es esta que les pongo aquí. Es fácil y rápida de hacer, no necesitas comprar muchos ingredientes para hacerla y estoy segura que si vas a tu cocina encontraras estos dos ingredientes que se requieren para hacerla.

Beneficios: Calma y nutre y humecta la piel al instante. Además, puede llegar a prevenir el acné.

¿Para qué tipo de piel es aconsejable?
Para todo tipo de piel.

Ingredientes

1 cucharadita de yogurt natural (sin azúcar)
1 cucharada de miel orgánica

Instrucciones

Mezcla los dos ingredientes en un recipiente pequeño, revuélvelo hasta que quede una mezcla totalmente homogénea. Si al mezclar queda muy liquida tu mascarilla, puedes añadir un poco más de miel (o viceversa). Aplica sobre tu cara limpia y déjala actuar de 5 a 10 minutos. Después enjuaga con agua tibia y ¡LISTO!

Puedes hacer esta mascarilla una vez por semana. Tienes que observar como queda tu piel después de la primera vez que lo hagas para asegurarte que no tengas ninguna reacción negativa. Hay pieles muy sensibles a las que no todas las mascarillas les van.

Yogurt: el yogurt contiene acido láctico el cual ayuda a cerrar los poros, exfoliar la piel y estimular la producción de colágeno. Al no ser un químico, el yogurt deja nuestra piel suave sin correr el riesgo de ser irritada como otros exfoliantes comerciales pueden llegar a hacerlo. Además, como el yogurt tiene propiedades antibacterianas, puede también resultar útil para prevenir y/o tratar acné leve o moderado.

Miel: la miel es un excelente humectante natural, ayuda a retener la humedad en nuestra piel para que ésta se mantenga hidratada y suave. La miel actúa también como un agente antibacterial natural, lo cual puede también ayudar a nuestra piel.

Nota: recuerda que no hay nada mejor que nutrirnos de adentro hacia fuera. Una Buena alimentación se notará en nuestro cabello, piel y uñas. Ninguna mascarilla o tratamiento facial/capilar podrá sustituir a una alimentación balanceada. Sin embargo, las mascarillas, en conjunto con una buena nutrición, pueden ayudarnos a vernos y sentirnos mejor.
Si tienes piel muy sensible, acné severo o cualquier otro problema en la piel te aconsejo pedir la opinión de un dermatólogo antes de aplicar cualquier mascarilla en tu cara.

 

Autora: Adriana Puente

Conóceme un poco más
Servicios

Ver servicios

Dejar un comentario